Ilustraciones que nos ayudarán mucho

Lo que sigue es una serie de ilustraciones que nos servirán para dar un curso o para reflexionar sobre cuestiones para mejorar en nuestras presentaciones o simplemente para sonreír un poco, que bien que hace falta.

Discursos aburridos

I

Discursos aburridos 1

II

Discursos aburridos 2

III

Discursos aburridos 3

IV

Discursos aburridos 4

Manejando imprevistos

Manejo de imprevistos

Sobre el tono de voz

Tono de voz

Presentaciones atractivas

Presentaciones atractivas

Anuncios

Más, mucho más sobre comunicación no verbal

Nunca es bastante lo que se puede decir de cómo comunicamos consciente o inconscientemente con nuestros cuerpos: la posición, los movimientos, los gestos, nuestra voz, nuestra mirada, nuestro aspecto, nuestro manejo de las distancias, la forma, en que la cultura a la que pertenecemos contribuye a una presentación exitosa.

Revisemos algunos artículos que nos brindan de todo un poco. Los primeros dos textos pertenecen al blog La cuadra universitaria. El primero es del 10 de octubre de 2016:

“Consejos para tener mejor voz en las presentaciones”

El segundo también se refiere a la voz pero, en especial, al acento. Es del 23 de septiembre de 2016:

“El mito del acento neutro”

Leamos ahora este artículo del diario español El País del 11 de octubre de 2016, que apunta a vencer el miedo oratorio y a controlar nuestras expresiones no verbales:

“Cinco formas de que tu cuerpo diga aquí mandas tú”

En el blog Moebius, encontramos este artículo en que se dan claves o tips para realizar una presentación exitosa y se relacionan, fundamentalmente, con los aspectos corporales. Es del 20 de mayo de 2017:

“Tips para una correcta expresión oral”

Cerramos este posteo con un artículo del diario The Telegraph del 5 de julio de 2017, en el que se trata sobre cómo los argentinos violamos todo el tiempo las normas estándares de la proxémica, es decir, del espacio que guardamos con nuestros interlocutores:

“Why do Argentinians love invading your personal space?”

Consejos para políticos que comunican

En esta entrada, vamos a actualizar algunos consejos tomados de diferentes medios gráficos para los políticos que quieran comunicar eficazmente su mensaje. Empezamos con una nota de La Vanguardia del 2 de julio de 2017 y que ofrece un decálogo para persuadir con la palabra:

“Un discurso para triunfar”

Continuamos con un texto  del 18 de julio del blog Maquiavelo y Freud que aconseja a los media trainers y a los consultores políticos sobre cómo entrenar a un candidato que habla poco:

“Comunicación política de un candidato de pocas palabras”

Y terminamos con un artículo del mismo blog del 10 de octubre de 2017 y  que ofrece consejos para lograr los objetivos comunicativos deseados con públicos introvertidos:

“Comunicación política para público introvertido”

Nunca debe olvidar el buen orador la comunicación no verbal

Muchos autores dicen que el 65 % de la comunicación oral pasa por lo no verbal. Lo no verbal (verbo aquí es sinónimo de palabra) comprende lo paralingüístico (lo que está alrededor de la lengua, de las palabras que decimos, como la entonación, el volumen de la voz, las pausas que empleamos) y lo que podríamos llamar aspectos corporales y del entorno. Los aspectos corporales incluyen los gestos, la postura, las expresiones faciales, los movimientos, el contacto visual, y los aspectos del entorno se refieren al lugar en que se desarrollará la exposición, la disposición de los asistentes, el uso del micrófono, todo lo que, en el ámbito empresarial, se entiende como la logística de un evento.

Tradicionalmente las ciencias de la comunicación no verbal son: la kinésica (kiné; movimiento en griego) que estudia los distintos tipos de gestos, las posturas y las expresiones faciales; la prosodia (que comprendería lo que antes llamamos lo paralingüístico), esto es, el volumen de la voz, la entonación, el acento regional, el uso de las pausas, el peligro del exceso de muletillas; la proxémica (claramente la palabra alude a próximo) que estudia las distancias entre el orador y su público y que estarán condicionadas por el salón, en el que se realice la presentación; el estudio de la mirada, o sea, cómo manejamos el contacto visual con el público, y el estudio del entorno, que no solo incluye, como señalamos, el espacio en el que el orador expondrá, sino también otros aspectos no menos importantes como la vestimenta adecuada, su tipo físico, su raza, si es varón o mujer.

Para profundizar esto, sugiero recurrir en este mismo blog a mi libro La oratoria aplicada al ámbito de las organizaciones.  También comparto un artículo con una clasificación de tipos de gestos tomados del blog Autocoaching PNL, siempre con la advertencia que, en la comunicación interpersona, el contexto o situación comunicativa indica el sentido de lo que se habla y de los gestos que realizamos. No hay reglas inmutables en la comunicación humana.  Aprender a adecuar el mensaje al contexto comunicativo (básicamente, quiénes participan del intercambio verbal, dónde y cuándo, de qué tema estamos hablando) asegurará el éxito en la comprensión de la exposición oral. Va el enlace al artículo prometido:

Lenguaje corporal. Los gestos y sus significados