El poder de la ignorancia voluntaria

Una magnífica oradora deja a su público sin poder ni aplaudir. Para defender su causa, uso la estrategia más clara: la verdad.

La oradora que deja al público mudo

Anuncios